2 ago. 2015

La Gran Quedada

Llevaban días enviándose mensajes a través del whatsup, así que cuando por fin se encontraron en la terraza del bar convenido no tuvieron mucho que decirse. De este modo, sentados alrededor de la mesa, siguieron enviando mensajes a otros para quedar un día de estos, hoy o pasado.

Share/Bookmark

30 jul. 2015

Muerte de un poeta


Así murió el poeta y soldado Garcilaso de la Vega. Eran los tiempos en que el honor valía más que una mansión. Estaba de campaña militar por la campiña francesa, asediando no sé recuerda ya que castillo que se resistía al invasor. Al Rey le llegaron rumores que al oficial Garcilaso de la Vega le faltaban agallas. Y ese rumor (¡oh, los rumores de ida y vuelta!) le llegó a su vez al poeta. Una afrenta en toda regla. Ah, eso no podía tolerarse. Yo habría dicho, que se jodan todos y me habría ido a tomar unas cañas de cerveza. Pero Garcilaso de la Vega no. En el siguiente asalto a ese castillo que nadie recuerda en esa campaña que a nadie le importa, se posicionó en primera fila y salió a pecho descubierto. Y eso a pesar de ser maestre de campo. Atacó a tumba abierta que se dice. La bala de un cañón, seguramente un falconete, atravesó su pecho de lado a lado. Garcilaso debió quedarse como aquel vizconde demediado que imaginó Italo Calvino. Y al pie de una muralla anónima cayeron sus preciosos versos como pétalos de sangre esparcidos por el viento.  Es casi agosto, no me concentro en el trabajo y recuerdo a Garcilaso. 

Share/Bookmark

21 jul. 2015

Motores al máximo rumbo a Dune

Estás obsesionado con ese libro, dijo mi hija el verano pasado. Una novela que te obsesiona es esa que lees incluso bajo la ducha. Cada año tengo una lectura compulsiva de verano. La del 2014 fue un novelón que hoy sería censurado desde la primera página y no vería la luz, Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell. El retrato de un mundo desaparecido, devorado por la historia y la revolución industrial, la de los estados del sur y su modo de vida. Además de la bonita historia de amor en tiempos de guerra y cólera colectiva.

dune epub pdf

Este verano la lectura obsesiva es Dune, de Frank Herbert. La saga de ciencia ficción de Dune compuesta por seis novelas es considerada como la mejor o de las mejores jamás escritas. Me resistía a viajar a Arrakis porque siempre tuve la idea de que era un libro muy difícil. Y porque la película de David Lynch me había dejado muy buen sabor de boca. Nada que ver con la realidad. Maldito vox populi. Dune es una novela de lo más entretenida. Dune es una lectura feliz. Compré el libro en una librería de saldo. También está en epub, pdf y mobi para ebooks. Como la especie, Dune está en todos los lados.

Share/Bookmark

17 jul. 2015

Correr

Voy a correr dos veces por semana. Es un buen complemento para el judo, mi deporte, ya que el judo tiene mucho de técnica y potencia pero, curioso, requiere también resistencia.

Normalmente salgo a correr cruzando la Serenísima República del Baix Guinardó. Dejo atrás infinidad de gente mayor que caminan como si fueran a desmontarse en cualquier momento y me señalan el futuro. Dejo atrás terrazas cargadas de cascotes vacíos de cervezas y risas que se sostienen unos segundos en el aire. Cruzo parques donde los perros y los niños no me quieren. Y llego a un punto alto donde, tras una curva cerrada, se abren las cortinas de Barcelona y el Mediterráneo, a los lejos, abre los brazos calientes en julio. Y sigo siempre el mismo circuito.

Ayer por la noche no. Ayer me dio el punto de correr sin rumbo. Crucé las calles populosas de ese microplaneta llamado Barri de Gràcia. Aparecí en la Plaça Rovira, luego en Lesseps, luego en unos cines que no recuerdo y finalmente conseguí, envuelto en aire caliente, perderme entre pensamientos y callejuelas. Y corrí, sin rumbo, más del doble de lo que en mí es habitual. Al llegar a casa recordé las palabras de Oliver Cromwell: nunca se va tan lejos como cuando no se sabe a dónde se va.


Share/Bookmark

14 jul. 2015

2 reseñas de 37 Relatos

Parece una broma, pero 37 Relatos para leer cuando estés muerto es el libro que más he vendido. Será que los relatos fantásticos gustan. Y el segundo, en apenas 7 meses, es Poemas 3,14, aunque la traducción que hice yo mismo del libro del catalán al español ni mucho menos me satisfaga. Dos libros que me dieron poco trabajo, que los escribí al vuelo. En cambio, la sudada Antigua Vamurta, se sigue vendiendo más o menos bien, pero no como los dos anteriores, muy descargados en Google Play. En fin, al final siempre mandan los lectores.

Recientemente he detectado dos críticas a 37 Relatos. Ambas comparten el hecho de señalar fortalezas y flaquezas, decir lo que les gusta y lo que no. Algo que puede parecer normalísimo, pero en las latitudes de la crítica literaria esta obviedad no siempre se cumple.
Aquí os dejo los enlaces.

- LIBROS DE OLETHROS:

- LA PLUMA INSOLENTE: 

Decir que he disfrutado como un enano leyéndolas y que de ellas me llevo dos cosas que valen más que el oro: enseñanzas y motivación. De hecho he reactivado un libro de relatos que tenía a medias. Quizá para el 2016 lo tenga listo, o antes, que esto de fabular no entiende ni de plazos ni de normas. Me queda agradecer a los críticos su labor, tantas veces poco valorada. Yo, cuando no sé qué leer o me siento algo perdido entre las novedades, a ellos acudo en busca de consejo y guía.

Share/Bookmark

13 jul. 2015

Texas se prepara para resistir una invasión


Auténticos patriotas y defensores de la libertad y la democracia alertan de una posible invasión de Texas. El gran Chuck Norris,  reconocido actor de culto, vuelve a primera página a los 75 años. Norris es uno de los que ahora siembra la alerta por una posible invasión del estado de la estrella solitaria, Texas. ¿Son los mexicanos que apuntan sus armas hacia el norte? ¡No! ¡Error! 




Texas teme una invasión del ejército federal norteamericano, cuyo jefe es un reconocido lagarto (así lo creen un porcentaje muy alto de estadounidenses), Barack Obama, el inventor de “drones para todo el mundo”. Que el ejército federal cuente con varias bases militares en Texas parece un asunto secundario.

Share/Bookmark

5 jul. 2015

Democracia


Si la memoria no me falla, la democracia es el gobierno del pueblo, de la llamada demos de esos tiempos épicos de una Grecia grandiosa. Justamente hoy, en la misma Grecia, ante un dilema dramático, ante un auténtico ser o no ser, el gobierno pregunta al pueblo. El instrumento es un referéndum.

Share/Bookmark

4 jul. 2015

Todo es posible

Es verdad que todo es posible. Pero quienes no se cansan de repetir esa consigna, para vender sus recetas de felicidad o autoestima de previo pago, obvian que para que todo sea posible hay que pagar un precio. Un precio alto en forma de tiempo-esfuerzo. Y que la mayoría de los que persiguen el todo es posible no alcanzan sus metas. Como los miles de chavales que sueñan con jugar en primera división y no pasaran de los partidos de noche en una liga cualquiera de su pequeña ciudad.
El todo es posible y el se puede conseguir esconden una presión, un interés creado. La presión sobre las mujeres para que tengan el pecho alto y el trasero respingón (y que no dejen de sonreír) o la presión sobre los jóvenes para que tengan unas abdominales visibles, ¿cómo salir a la calle si no?  Y encima de las espaldas de los no tan jóvenes les cae el peso de la obligación de triunfar, de subir en la escala social. Casa grande, coche grande, colegios exclusivos, ropa cara. Y eso, de conseguirse, también conlleva un precio alto. Triunfar como madres, como trabajadores cualificados o empresarios, como jóvenes talentosos, como deportistas, como amantes, como gente muy social… ¿No se puede ser felizmente invisible? ¿O tranquilamente ser transparente?
La presión viene de todos los lados y no está definida. No tiene olor. Es una presión generada por la industria para obligar al consumidor a dar pasos que no necesita dar y es una presión interna, implícita en el género humano, la de estar por encima de los otros un escalón o cinco o veinte en un zigurat social imposible de coronar. El otro día me contaban que en China lo que marca el estatus social es el móvil, no el coche. La gente firma hipotecas para sufragar un Smartphone de esos cañón. Es una guerra infinita. La gente cuando ve mi Nokia con el cual solo se puede hablar se sorprende o se ríe de mí. Mi hija, a sus 13 años, lo definió como el móvil cutre de papá. Atención a todo lo que implica esa definición. Lo curioso es que en ese carrusel que se arrastra desde los albores de la historia todos nos apuntamos como socios de una onegé, en calidad de voluntarios.

Share/Bookmark

29 jun. 2015

Resplandor en la noche


—Buenas noches señor Lloyd.
—Buenas noches, señor Viñas, celebro verle. ¿Le pongo lo de siempre?
—Sí, lo de siempre, con un chorrito extra de limón sobre el daiquiri.
—Ahora mismo… Por cierto, hacía mucho que no venía por aquí.
—Sí, ya sabe, mucho trabajo, las reuniones en el club de Polo, los niños y los cumpleaños y los actos del Círculo Ecuestre que en julio se multiplican antes de nos vayamos todos con el velero a respirar un poco. Ya sabe.
—Sí, claro. Un hombre debe atender a sus compromisos, ¿verdad?
—Así es, Lloyd.
—He oído que parte sus negocios no andan muy bien, señor Viñas. Y que su fotografía ha aparecido en ciertos periódicos relacionada con algunos asuntos turbulentos. Eso ha causado una cierta conmoción en el club.
—Algo hay de eso, pero de momento, no es algo que concierna a los miembros de este club. Y bueno, dígame Lloyd, ¿qué tal todo por aquí?
—Oh, bueno, los clientes de siempre. Hombres bien pensantes que predican la excelencia, la ejemplaridad social y la solidaridad, a través de sus fundaciones privadas, por supuesto.
—Bien, eso me gusta. Voy a saludar a algunos caballeros. ¿Qué te debo Lloyd?
—Está invitado, señor Viñas.
—¿Invitado?
—Su dinero no vale aquí. Órdenes de la casa.
—Me gustaría saber cuál de esos hombres bien pensantes me ha invitado a beber.
—No es un asunto que le concierna, al menos de momento, señor Viñas.
—Lo que tú digas Lloyd, lo que tú digas. Bueno, celebro saludarle.


Share/Bookmark