11 feb. 2016

Tras veinte años (Canciones de Hierro)

poesías de hoy gratis
Dejo una de las poesías, titulada Tras veinte años,  que abren el libro Canciones de Hierro (2015). Recuerdo que para acercarme a algo complejo usé el lenguaje más sencillo que encontré porque, me daba cuenta, había el peligro de caer en la pura abstracción.

Tras veinte años

Tras veinte años, también una tarde
tomé el zumo mágico de piña.
Y aquel regusto me hizo viajar
hasta ti, ahora que me rondas
sin que se abran tus labios.
Viajar fracturando paredes
como si pudiera disolverme en la pila
para volver a salir en el comedor
de extrarradio, donde me esperabas
los sábados, como de costumbre,
claro recuerdo de hora baja.
Me recibías con una sonrisa
que era cálida cerámica y enigma,
amplia luz de los abriles de antaño,
cuando tu flor abrió los pétalos lívidos
y transparentes para volver a cerrarlos.
Sin pensar en nada miraba la mesa
de ese pequeño espacio ordenado,
el modesto hogar de los despojados
y ahí estaba la ofrenda de los sábados:
un cartón de piña, dos vasos y una pizza.
Deshacerme para volver contigo
volver atrás cruzando aulas vacías
óxidos mal pagados, otras mujeres,
esquirlas de plomo de los olvidados,
breves momentos de ser, emerger
delicadamente firme bajo el sol
para volver al refugio de los pasillos
de esta realidad que soy incapaz
de iluminar, ni un fragmento, ni una escena.
Comprender, dormir al fin. No más.
Si pudiera creer, si pudiera volar.
Los vasos vacíos, la pizza volatizada.
El sol se ponía rápido en invierno.
Era cuando te levantabas, cerrabas la luz,
y, tumbada en la cama,  hallabas una sintonía,
una música de medio tono.
Lágrimas sobre la pila, lágrimas de sal.§

Lluís Viñas Marcus. del Libro Canciones de Hierro


Share/Bookmark

9 feb. 2016

Microhomenaje al Microraptor

Esperó el tiempo suficiente. El microraptor apareció.

ultimo vuelo microraptorY este constituye mi microhomenaje al microraptor, o más bien, a El último vuelo del Microraptor, último libro publicado del escritor catalán Sergi G Osset, que de este modo debuta en lengua española de la mano de la editorial granadina Nazarí.

Me gusta el prólogo de David Roas que define los ingredientes necesarios para el microrrelato: velocidad e impacto. Y me gusta el libro, que destila óxido y otros humores corrosivos. Nuestro presente lo merece, una mirada crítica encapsulada en historias cortísimas. Aquí un ejemplo:



ORWELL (JUGUETES ROTOS)

«La policía del estado reclutaba menores para recoger chatarra que las fábricas robóticas regurgitarían convertida en drones de combate para silenciar los lamentos hambrientos de los niños de las excolonias.»

Aquí les dejo el enlace, por si están ustedes interesados en este vuelo: http://editorialnazari.com/es/catalogo/860

Share/Bookmark

7 feb. 2016

Los clásicos inundan el (sucio) presente

A Alexey Kondakov, artista ucraniano, se le ocurrió repoblar la modernidad, o más bien el presente, con dioses, ángeles y vírgenes de otro tiempo, vaya, lo que llamamos arte clásico. ¿Pura estética? ¿Grito de horror por contraste con el vulgar presente? Yo no lo sé. Lo que sé es que el resultado visual es estupendo, aquí las fotografías.



Share/Bookmark

29 ene. 2016

Sueños, toses y famosa mariposa

Los sueños son reales mientras duran, ¿pero acaso se puede decir más de la vida?”,
Henry Havelock Ellis

Estoy consciente. Despierto, mientras transcribo esta cita. Ahora tengo tos, pero, ¿quién sueña que tiene tos?

by Yamamoto
¡Ah! La famosa mariposa: vuela por aquí.

Share/Bookmark

20 ene. 2016

Micro relato cerebral

Sufrió un terrible accidente de coche. Conmoción cerebral, dijeron los médicos. No reconoció a su mujer al despertar, pero eso no le preocupó mucho porque encontró que aquella desconocida tenía una gracia. Sí olvidó su número de teléfono y las contraseñas del gmail, Facebook y whatsapp. Aunque intentó empezar de nuevo, su agenda y su red social eran un campo de casillas vacías. Poco a poco fue quedándose aislado, vagabundo en las redes, hasta caer en la más absoluta soledad.



Share/Bookmark

13 ene. 2016

Chaqueta azul

Día frío, la nariz del invierno asoma, aunque no pareces darte cuenta. Me fijo en ti porque descuadras. Te veo, calle arriba en la terraza de un bar. Camisa blanca moderna, chula la chaqueta azul. Bien peinado, bien afeitado. Unos 55, un poco fondón. No es eso, no es eso. Mueves la boca, gesticulas con sobriedad ante un auditorio de grandes hombres. ¿Formaste parte de ese círculo antes del colapso? Te veo hablar. Es un discurso continuo, me acerco calle arriba, calle arriba y te defines cada vez más. Un orador soberbio en una mesa de sillas vacías bajo los campos de plomo del cielo arados por las uñas de los vientos. Te veo, te veo. El vaso medio vacío de whisky con hielo explica algo. Que ni sean las diez de la mañana también. ¿Todavía el suave calor de una mujer? No existo, a punto de rebasarte para que mis pasos me lleven a la siguiente circunstancia. El auditorio lleno, tus labios prosiguen la emisión, te dejo atrás, pieza caída de la gran máquina que mediante la crisis rejuveneció. Te dejo atrás, llevas una chaqueta azul, eres el gran orador ante un auditorio abarrotado, cruzo la calle, ya estoy en otra acera.

Share/Bookmark

6 ene. 2016

Los poemas de Raymond Carver

poesias castellano raymond carver¡Oh! Carver escribió pocos libros de relatos y pocos libros de poesía. Prefiero su vertiente narrativa, aunque sus poemas sean interesantes. Acaso adolecen de musicalidad o sean muy ásperos o acaso esto de los versos (lo más probable) va por barrios, como los equipos de fútbol. Eso sí, prefiero sus versos a los de otros poetas más reconocidos. Raymond Carver (1939-1988), el escritor, tiene sus orígenes en la poesía. Un poeta estadounidense de editoriales pequeñas con apenas difusión. Fue el salto al relato lo que lo encumbró, y creo que con razón. Hay algo que agradezco en Carver, sus relatos y sus poemas conforman un mismo paralelo.

MIEDO  (fragmento)

Miedo a los perros que me han dicho que no muerden.
Miedo a la ansiedad.
Miedo a tener que identificar el cuerpo de un amigo muerto.
Miedo a quedarme sin dinero.
Miedo a tener demasiado, aunque la gente no creerá esto.

Share/Bookmark

29 dic. 2015

Bromeando con haikus y tankas

Colegio y Cerezo          

La luna no se posa
sobre ningún cerezo.
Tres décadas después
vuelvo, y paso
por delante del colegio.
Joder, ¡menuda vuelta!




Share/Bookmark

18 dic. 2015

Esplendor en la hierba, según Wordsworth

natalie wood
poema esplendor hierbaSi alguien dice “esplendor en la hierba”, los no tan jóvenes pensamos inmediatamente en Natalie Wood, la trágica Natalie Wood, y casi nadie piensa en William Wordsworth, excepto mi madre, que a veces lo recita, y consigue de este modo que calle la boca durante las comidas familiares y me concentre en algo.

Esplendor en la hierba (1961), la película, tan fina como un cabello, es una historia romántica, como Wordsworth fue un poeta romántico. La dirigió Elia Kazan y narra un cuento de amor entre dos jóvenes. ¿A alguien le falta un argumento para un libro? Ahí va uno eterno: una mujer y un hombre se enamoran y ….

Dejo un fragmento del poema Oda a la Inmortalidad de Wordsworth. Cuando uno encuentra entre la tierra removida un tesoro, lo mejor es dejarlo donde está y no añadir nada más.

«Aunque el resplandor que
en otro tiempo fue tan brillante
hoy esté por siempre oculto a mis miradas.

Aunque mis ojos ya no
puedan ver ese puro destello
Que en mi juventud me deslumbraba

Aunque nada pueda hacer
volver la hora del esplendor en la hierba,
de la gloria en las flores,
no debemos afligirnos
porqué la belleza subsiste siempre en el recuerdo.»
William Wordsworth


Share/Bookmark