19 abr. 2011

El perro y el poeta

poesia vida y muerte

Una poesía dedicada a todos aquellos que alguna vez, solos en el monte nublado, han notado una extraña sensación. Una reflexión sobre el arte, sobre el hecho de crear. Una poesía sobre la creación. Cada vez que pienso en esas piedras y pinturas de los primeros hombres, más convencido estoy de que expresarse va implícito, lo llevamos puesto de serie.

El perro y el poeta                                                                   

Errante, siempre errante, el poeta
deambula por los espejos del arte inexistente.
Despierto. Lluvioso.
                Algunas veces despierto
doy dos pasos fuera de los círculos.
Estos años descompuestos en fechas
que has olvidado, esa es la verdad.

Dos pasos fuera para hincar
mi rostro blanco en el barro fresco.
Pintando piedras, apabullado,
breve bajo la intemperie
¡aplastado por los cielos!
Mis tripas, gusanos sobre la llanura,
hundo mi vientre en la noche
embarrado en el arte inexistente.

Entonces, ¡oh, amor!, tú me llamas
para que vuelva con los vivos
y olvide mi obsesión por las piedras.
Me asomo a ti como un perro
con el hocico erguido al viento,
sorprendido hurgando, colmillos
dedos y uñas untados...
                               Tierra. Gruño,
es mi rebelión contra el tiempo.
Volver al mundo de cajas y ratones,
soñando piedras, apenas inexistente.
                                                 inexistente...

 Lluís Viñas Marcus Del libro Poemas 3,14

Share/Bookmark

28 comentarios:

  1. El poema me gusta, es bueno, lo que no sé si me agrada es la aclaratoria de arriba. Es como si le robaras al lector la oportunidad de reconstruir el poema dentro de sí, según su ojo. No expliques tus poemas, nunca, nunca. Un saludo, espero no haya caído mal el comentario, los artistas son muy susceptibles.

    ResponderEliminar
  2. Me ha llegado muy hondo, me ha tocado las fibras...
    "¡aplastado por los cielos!
    Mis tripas enraizadas en la llanura,
    hundo mi vientre en la noche
    embarrado en el arte inexistente."
    "para que vuelva con los vivos"
    "es mi rebelión contra el tiempo.
    Volver al mundo de cajas y ratones,
    soñando piedras, apenas inexistente."
    Somos todos nosotros. El hombre siente demasiado, pero es tan pequeño...

    ResponderEliminar
  3. Increíble Igor, me has matado! No tengo más palabras...

    ResponderEliminar
  4. Bueno Meme, me haces feliz, eso también es verdad. ¿Tú también sientes cosas parecidas? Quizás, espero, deseo. Besos.

    Susan, no, no ha caído mal el comentario. Al contrario, me hace pensar. Intentaré no ser explícito en el futuro. Aunque el comentario lo voy a dejar por coherencia. Sabes, es muy posible que tengas razón.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho este poema, Igor.
    Sentir la vida de los que fueron, de lo que anhelaron decir.
    Por eso, "La rebelión contra el tiempo", como muy bien dices,cabe en este poema tuyo, y gracias a el, también en nuestra lectura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. No creo que influya negativamente la explicación, al contrario.

    ¡Me ha gustado, compañero! Creo que el segundo párrafo es el mejor, a mi parecer. La mezcla de un rostro pulcro y virgen contra la suciedad y maldad del barro.
    En cuanto al cielo, no sé tú pero a mí a veces, caminando de noche, siento como si ejerciese presión sobre mi persona, amenazante, incondicional, implacable. Me he sentido identificado con eso.
    Y en "Mis tripas enraizadas en la llanura,
    hundo mi vientre en la noche"
    hay magia, mucha magia.

    Genial Igor. Ojalá nos deleitases con más género.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta! y es buena la aclaración, porque los que llevais el arte dentro, es cierto, teneis una marca de serie, y os fluye en mil facetas...

    Besos abisales ;)

    ResponderEliminar
  8. Hola Agustín,
    Pues estaría muy bien poder dedicarle más tiempo a la poesía. Es lo que hacía antes, pero ya sabes que es una dama que aparece y desaparece, y además, últimamente no la busco con frecuencia. Cada vez que lo dices, lo pienso.
    Gracias por el comentario, compañero.

    ResponderEliminar
  9. Hola Abismo,
    No hables en tercera persona. Tú también sueñas con piedras pintadas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Soñando piedras, apenas existentes...Ay, qué bonito soñar piedras te ha salido. Yo me moví al leer esas piedras como el aire qué soy y tu energía estática tocó mi movimiento y aunque no hubo chispas, hubo imaginación y hubo sentimiento para la creación y las piedras quedaron marcadas.

    Bello. Gracias por tu arte.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  11. Expresar va implícito, claro, sólo hay que sacarlo. Tú lo haces muy bien.
    gracias de nuevo
    No paras de hacernos regalos :)

    ResponderEliminar
  12. ¡Rascando piedras y soñando! Gracias por pasaros y comentar.

    Vuelvo el viernes. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Joder...
    Es buenísimo.
    Muy, muy, muy bueno.
    Felicidades.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Está muy chulo. Me viene a la cabeza Diógenes, el perro cínico (que peyorativo suena hoy)y sus ideales de vida, tan lejanos a su tiempo como al nuestro, como también los del poeta. Y sin embargo, se puede ser feliz con ellos, creo.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  15. Soñamos a veces ¿si no?

    Muy bueno, Lluís. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. requiero tu ayuda urgente para mi última entrada!

    ResponderEliminar
  17. A mi también me han suscitado muchas ideas expresivas y artísticas esas pinturas que hacían con carboncillo o sangre de animales y plantas. Que riquezas poder contemplar sus obras de arte tras los años escondidas.
    Con respecto al poema, que maravilla, "vuelve conmigo a la vida y deja ese hoyo y gramilla, vuelve a mi lado si soy tu amor, porque te estoy esperando…"
    Como siempre fantástico, me engatusa tu forma de escribir Igor
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Arte, tiempo, sentir al ser que desea expulsar lo que le condena y simultaneanmente le da vida. Materia viscosa a la que has sabido muy bien darle forma.
    Estupendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Buenos homenajes con mejores palabras, trenzadas al son de los sentimientos, las emociones, sensaciones, olores y sabores...

    ResponderEliminar
  20. Precioso, Igor. Sugerente densidad.
    Saludos i feliz diada de Sant Jordi.

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué bien que haya gustado!
    La literatura es una fiesta. Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Me encanta.Para que vuelva con los vivos y olvide mi obsesión por las piedras.¡Cuánta verdad!

    ResponderEliminar
  23. ¡¡¡¡Tierra!!!!!
    Cómo se olvida todo, besos.

    ResponderEliminar
  24. Querido Igor, un gusto volver tras mi larga ausencia, un gusto también leer este poema y reflexionar sobre el pilar grandioso y maravilloso que sostiene a la creación humana. La vida y la muerte, todo lo que hemos de aprender como especie, se encierra allí.
    Un abrazo bien grande!

    ResponderEliminar
  25. Es genial. Jamás podría expresarme con esas palabras, es orgánico, es desgarrador. No dejaría indiferente a nadie aún sin saber el mensaje que entrañan los versos.
    Regreso con mis piedras...
    Un gran descubrimiento tu blog, Igor.
    Gracias por compartir tu esencia con nosotros.
    1 abrazo.

    ResponderEliminar
  26. ¡Anda! Alguien que se ha leído el poema, tras tanto dormir el pobre en el blog.
    Pues te agradezco mucho tus palabras, que le vuelven a dar sentido a esta poesía. De los poemas que he escrito en español, este es el que más me gusta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. He descifrado el reflejo del sol
    He sido tendido sobre el origen
    He bebido el sol
    He brillado entre sus grietas
    He despertado bajo el cielo interpretado
    Tus afluentes ojos han despertado...........

    ResponderEliminar
  28. Joder, vaya poema. He pensado en el orígen del mundo, de la Creación. El momento de la luz, justo antes de que apareciera, y no sé por qué he pensado todo esto al leer estos versos. ¿Tuyos? Es muy bonito, y muy potente, como si algo con mucha energía estuviera condensado ahí.

    ResponderEliminar