17 may. 2016

Pródigo, de Canciones de Hierro

poemas de emigrantes
By Igor.
Pródigo, segundo poema que publico en este blog del libro de Canciones de Hierro (2015). Este poema fue escrito pensando en todos los que se marcharon a otros países. Buscando trabajo, buscando un futuro. 
Son unos versos que sé que gustan a Demián, este poeta que tuve la suerte de conocer hace unas semanas en la misma Galicia, bajo un cielo cambiante de azul a granito, hasta el siempre gris de aquella canción. Pródigo, un poema dramático en nuestros tiempos de emigración, refugiados y pérdidas y tristezas que no entienden de fronteras.

Pródigo

Los caminos que fueron transitados,
los espejos que te mostraron y los propósitos,
ese saco de códigos que daban sentido
a tu mundo, a tu alma,
los rincones de la barriada que son cristales
en las marismas de la memoria,
en la infancia de dicha sosegada.
Todo lo que entraba y salía y volvía
a entrar en tu joven vida se acumula,
hoy, en un patio de chatarra y ruina.
¿Cómo? ¿Al amanecer y al siguiente?

Escuchas promesas del norte,
isla de sirenas del reconocimiento,
que te quieren para hacer más grande
su fábrica, las redes de hierro
de las que nunca serás titular.
Y te vas, pródigo, embistiendo ficciones,
para verte andar por nuevas calles
y soñar bajo un techo que no es tuyo,
para ser extranjero de baratas manos
que un día será arramblado al límite
del jardín de hielo, al muro anónimo.

Besar los labios cálidos de madre,
rasgar el traje de fiesta de padre
e ir olvidando, como esa fotografía
de la que no estás seguro si de verdad
alguna vez formaste parte,
cuadro descolorido que amaste,
escena de interior que llorarás. §


                            Lluís Viñas Marcus, de Canciones de Hierro.

Share/Bookmark